lunes, 26 de agosto de 2013

Mirada de Ilusión


Dulce niña de la mirada cargada de ilusión
No regales tu cariño y tu pasión
Porque en tu alma aún mora
El dulce elixir de vivir en el ahora.

Entre más pasa el tiempo con sus premios e inclemencias
Cuando enfrentas al miedo y te entregas sin reservas
Si tu alma no se rompe tras las ausencias
La clave del amor todavía conservas.

Si te rompes el alma en miles de pedazos
Que el dolor y la ausencia no sean tus consortes
Pues tu amor entregarás muerto y a retazos
Solo quedará el silencio y perderás el porte.

Quiero que tu mirar de luz prístina
No se nuble cuando la desesperanza domina
Quiero que tu valor y valentía perdure
Aunque el cielo desventuras murmure.

No te pierdas, no te asustes
No permitas que entre sombras embustes
Sigue el camino del sueño y el encanto
Que del rencor no quede el atraganto.

Pues de lo que guardas entregas
De lo que encomiendas esperas
De lo que recibes a eso te apegas
Solo espero que brilles con tu dulce luz por todas las eras.