miércoles, 15 de mayo de 2013

Melancolía Noctambula


Maravillas ensoñadas,
Ponzoñosas y resistentes,
Las que residen en nuestras mentes,
Dejándonos a la deriva en locas tonadas.

Tonadas disonantes,
De noches inclementes y oscuras,
Que hacen de nuestros corazones detonantes,
Que hacen eco cuando tú murmuras.

De besos ya perdidos,
De abrazos olvidados,
De simples extraños acomedidos,
Que sus corazones han sellado por un sin sentido.

La llave se ha oxidado,
Quebrada en el candado ha hecho su nido,
De mil y un palabras pútridas que te han herido,
Dichas por mis labios que tu recuerdo han profanado.

Hoy al cielo le reclamo,
Con un grito demente y desdichado,
Porque a quien yo le he dicho que le amo,
Hoy le he fallado.

Solo quiero que el sueño eternamente me abrace,
Para que las miradas tristes que me deshacen,
Desaparezcan por siempre y todo terminase,
Aunque sepa que solo en sueños estos ruegos se escuchasen.