martes, 8 de octubre de 2013

Juramento del Guerrero

Hoy grito que me cansé de buscar la perfección, siempre a los ojos de los otros es un camino inconcluso y poco importante, a los ojos propios es infructuoso, porque el errar es parte de lo humano y es el verdadero camino al éxito.

Además, a quien le importa si soy un éxito o un fracaso, no quiero ser trofeo de nadie, príncipe azul de nadie, no quiero que me limiten con sus anhelos, que en últimas no me compete llevar a cabo, que aún así, a pesar de hacerlos míos algunas veces lo único que me han traído es desolación y frustración.

Hace un tiempo ya llevo siguiendo el compás de mi corazón y mis anhelos, vivir por lo que me place vivir sin importarme mucho lo que los demás digan. Pero se me hace muy curioso, que siempre los que andan al lado se vuelvan en los primeros críticos, los primeros detractores, los primeros en hacer de ti una burla. Hoy quiero decir que pueden guardarse sus opiniones, así como pueden guardar distancia si les parece que he sido un soñador o un tirano egoísta, si no les gusta lo que ven, simplemente volteen su rostro y miren a otros sitios más acordes con su forma de ver el mundo, más acordes con sus expectativas.

Hoy declaro que me hago libre de mi historia en el sentido que no la considero lo único importante, si bien la hago parte de mí, pero no considero que esta sea todo lo que soy o seré, me libro de las expectativas de otros, me libro de esa estúpida pretensión de no querer equivocarme, me libro de esos anhelos de grandeza que siempre dibujo en pensamientos y por los cuales me juzgo...en donde el no llegar a lo planeado es simplemente un fracaso.

Me libero de andar pendiente de las vidas de otros, siempre he buscado hacer lo correcto, pero me he dado cuenta que debo respetar el proceso de otros así como pido que respeten el mío. Guardaré silencio, guardaré paciencia hasta que me consideren digno de ayudarlos, de escucharlos, de estar ahí por ustedes, aquellos con los cuales comparto un poco de tiempo, tiempo al que llamamos vida.

Quiero agradecer a todas esas personas que han hecho de mi lo que soy, así no estén del todo satisfechos con el producto...hoy les digo que hoy me levanto con optimismo y tranquilidad, se que algunos de ustedes ya no están en mi vida, unas por obra de la misma vida, porque decidieron alejarse o porque yo mismo hice a un lado, algunas veces no con los mejores resultados...pero todo lo que ha sucedido es lo que me hace lo que soy y por ende infinitas gracias a ustedes.

Por último les quiero compartir que cómo un buen guerrero lucharé por seguir mi propio camino, dejando en el campo de batalla hasta la última gota de sudor y sangre, no necesito su compasión ni su crítica destructiva, necesito que me acompañen sin ahogarme, necesito compañeros de batallas y sosiego en manos de una mujer, los cuales tengan su propio camino, sus sueños y esperanzas. Y que estemos juntos mientras nuestros caminos se crucen. No pido más, solo eso.

Solo pido la fuerza para blandir mi espada y mi voluntad hasta el último de mis días!



“Primero aprende el camino, luego olvídalo, después aprende tu propio camino, luego olvídalo para hacerlo naturalmente”