lunes, 24 de junio de 2013

Ensoñaciones Amusadas


Entre sueños y esperanzas a ti te veo,
Difusamente pero aún te espero,
Aun si ante ti solo puedo producir un tenue balbuceo,
Si no te encuentro se que solo quedará en mi pecho un agujero.

Entre frondosas montañas y profundos lagos,
Entre cañaverales y praderas te he buscado,
He nadado por mareas, corriendo incluso entre tragos,
En miradas ajenas y en amoríos naufragados.

Tengo anhelos de rozar tu rostro y susurrarte al oído,
Deseos de recorrer tus labios y tomar fuertemente tu mano,
En donde quedes con un apetito enloquecido,
Simplemente asombrarte en un idilio arcano.

Que nuestros cuerpos en la oscuridad dancen,
El baile que hace que nuestras mentes estallen,
Que en desvelos y contoneos nuestros cuerpos finalmente hoy ritualicen,
Jugando al fuego y consumiéndonos hasta que los deseos se acallen.

Simplemente tras la tormenta ya en calma,
Y siguiendo tu dulce mirada en la mañana,
Quiero entregarte a ti toda mi alma,
Mi dulce musa cuya existencia me ufana.