viernes, 20 de marzo de 2015

Embrollo Cupidezco

Limerencia causada por lo inefable,
Por lo iridiscente de la luz en en tus ojos en júbilo,
De lo inmarcesible a lo efímero, serendipia fuiste,
Pero indeleble eres ahora en mi corazón,
Epifanía de amor, caricia etérea, incandescencia pulsional,
Hasta que el estupor cobra mi elocuencia,
y en silencio solo queda el deseo de mirarte.