lunes, 22 de julio de 2013

Caminante Claroscuro


Entre luces y sombras habito,
Y del amor es fuerte mi apetito,
Caminando en la vida errante y meditabundo,
Buscando en miradas y besos mi razón en el mundo,

Mirando brillos prístinos y sombras abrumadoras,
Colores en sonrisas puras y grises en lágrimas despojadoras,
Como quien un boceto con su alma pinta,
Con emociones y pensamientos que la vida sucinta.

Entre versos y letras hoy mi destino forjo,
Danzando en un mundo sin cerrojos,
Buscando compañía entre cielos e infiernos,
Entre dualidades de paciencia y momentos buenos.

El destino es del que fluye en el devenir del tiempo,
Aquel que ante la pérdida sonríe así quede solo un harapo,
Quien entre alegrías y tristezas fiel a su esencia camina,
El que en sus manos un pincel dibuja su voluntad adamantina.

Toma tu fuerte pincel caminante,
Sin dejar que tu pupila parezca agonizante,
Pinta un claroscuro de la esencia vivida,
Sin rehusar a lo que depara la acción acontecida.

Sonríe cuando atrás miras,
Sueña cuando adelante observas,
Camina alegremente cuando en el presente moras,
Pero nunca olvides lo que admiras,
Pues es allí donde todo cobra vida,
Antes de la grande y negra partida.