viernes, 19 de julio de 2013

Danzarina de Deseos Cambiantes


Eres como la marea,
Vas y vienes como quien un trago saborea,
A veces buscando el embrujo de la inconsciencia,
A veces quien huye hacia la inconsecuencia.

Hay veces que estas vivaz en miradas,
Otras me apartas con dudas arraigadas,
Hay veces que sonrío y estallo en júbilo,
Otras simplemente pensativo paso en vilo. 

Clemencia al cielo hoy pido,
Porque el marinero yace perdido,
Con anhelo a Ítaca enfrenta su destino,
Mirando al cielo por un camino cristalino.

Danzarina de deseos cambiantes,
Quisiera ser tu luna deslumbrante,
Para que mi voluntad afecte a las olas ondulantes,
Para ver el rumbo junto a ti cuanto antes.


6 comentarios:

  1. Querido Carlos me vi metida en esa marea, subiendo y bajando ajena a mí, pendiente del otro. me encantó y me emocionó. Enhorabuena y gracias

    ResponderEliminar
  2. Como la marea la vida sube y baja. Muy buena poesía. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. En verdad muy bien escrito y muy emotivo, va en una buena dirección

    ResponderEliminar